Cuestión de etapas. Es muy posible que puedas convencer con total facilidad a tu hijo de corta edad sobre las múltiples ventajas de llevar una mochila con ruedas en lugar de cargar con el peso de la mochila escolar sobre sus espaldas. Incluso también puede ocurrir que él mismo te la pida cuando vea lo cómodos que le resultan estos modelos a sus amiguitos.

El problema suele aparecer cuando tus hijos cumplen algunos añitos más y adquieren la percepción de que estas maletas rodantes son demasiado infantiles para ellos. Entonces es probable que comiencen una etapa en la que decidan portar sus mochilas a sus espaldas. Cuando dicho período pasa, los adultos vuelven a apreciar los beneficios de únicamente tener que empujar sus trolleys con ruedas.

 

¿Qué son y para qué sirven las mochilas con ruedas?

Foto de unas mochilas con ruedas para niñas

Son unos complementos que sirven para paliar el problema con el que se encuentran cada comienzo de curso los escolares, que se ven obligados a cargar con demasiados libros y resto de material escolar a diario.

Como no podría ser de otra manera, sus preocupados padres optan por buscar soluciones a unas cargas que suelen ser muy pesadas para sus pequeñas espaldas. Es en este punto donde las mochilas  escolares con ruedas entran en juego, pues es fácil darse cuenta de lo mucho que difiere el empujar frente al cargar.

Por otra parte, las marcas de mochilas también ofertan mochilas de viaje con ruedas, versátiles y funcionales que son de lo más socorridas en recintos como los aeropuertos en los que a menudo hay que recorrer distancias considerables.

 

¿Cuáles son las ventajas de las mochilas escolares con ruedas?

Como venimos diciendo, a los niños más pequeños les encantan los llamativos y coloridos modelos de estas maletas de las que tirar que se encuentran en el mercado. Pero como también venimos indicando, usarlas no es una mera cuestión de gustos sino que:

Son mucho más cómodas

Es innegable la comodidad que supone llevar la carga escolar diaria en este tipo de carritos con ruedas que a los pequeños les encanta empujar camino del cole. Ahora bien, como no se trata de un hecho puntual sino que es una labor que se repite cada día, es importante que se alterne el brazo con el que se tire de ellos, de modo que si un día lo empujan con el brazo derecho, al día siguiente lo hagan con el izquierdo.

 

Evitarán dolores de espalda

En la medida que con ellas evitarán llevar pesadas cargas a cuestas todos los días, las cuales pueden propiciar los frecuentes dolores de espalda que suelen darse entre los escolares a consecuencia de que el peso que deben cargar a diario no está compensado con sus pequeñas anatomías.

Piensa que el peso máximo con el que debe cargar un niño que pese 20 kg es de 2 a 3 kg, que suben de 3 a 4,5 kg en el caso de niños de 30 kg y de 4 a 6 kg en niños de 40 kg de peso.

 

Suelen tener un tamaño mayor

Como normal general  aunque puede haber  excepciones, estas maletas son de un tamaño mayor que el resto, por lo que igualmente cuentan con una mayor capacidad. A los niños esto les viene fenomenal para guardar el material correspondiente a las actividades extraescolares, por ejemplo.

Todos los tamaños para escolares

Las escaleras no supondrán ningún problema

Piensa que igual que cualquier otra mochila, las que cuentan con ruedas vienen también provistas de las tradicionales asas de forma que puedan echárselas a la espalda en el caso de que tengan que subir con ellas escaleras.

Estos son algunos de los beneficios que obtienen los niños que llevan sus pertenencias al cole en ellas. Además, como es lógico, no se trata de una mera cuestión de transporte porque si están parados, guardando la fila, tampoco tendrán que cargarlas.

Por otra parte, son igualmente muy cómodas a la hora de llenarlas y vaciarlas, pues su estructura  sirve como soporte para el tejido que conforma la mochila.

 

¿Cuáles son las diferencias entre las mochilas escolares con ruedas y las mochilas de viaje con ruedas?

Ambas son accesorios para el transporte que ruedan, si bien existen notables diferencias entre unas y otras:

Tamaño

Las mochilas escolares con ruedas deben adaptarse al tamaño de sus pequeños portadores y al de las pertenencias que en ellas deban trasladar.

En cuanto a las mochilas de viaje con ruedas, suelen tener unas dimensiones que se corresponden con el denominado “equipaje de cabina” y que suele ser de  50x20x40 cm.

Modelos

Las maletas escolares con ruedas suelen contar con una amplia variedad de modelos con diseños más infantiles. Algunos de sus personajes Disney preferidos o sus más aclamados superhéroes suelen ser los protagonistas de las mimas. Cuando van cumpliendo algunos añitos, las maletas de niños que ruedan contienen motivos de sus equipos de fútbol predilectos.

Lo normal es que se limpien con facilidad o que al menos una parte de ellas venga plastificada, pues su uso es continuo y a menudo acaban en el suelo. En otro caso, comprar alguna cuyos tonos sean un poco más oscuros puede ser la solución.

Por su parte, las maletas de viaje con ruedas pueden estar adornadas con un estilo bastante más neutro y menos llamativo. A veces vienen adaptadas para portar una laptop u ordenador portátil.

Gran variedad de modelos

Estructura

Lo habitual es que las mochilas escolares con ruedas vengan provistas de un carro que permita al niño utilizarlas con el sistema de ruedas, o extraerla del mismo y usarla como una maleta tradicional, aunque en ocasiones también se trata de una única estructura.

En cuanto a las  de viaje, las ruedas suelen venir incluidas en la misma estructura de la maleta. Algunas marcas incluyen la posibilidad de incluir bandas que permiten su transporte también como una mochila cualquiera.

 

¿Qué características deben tener las mochilas con ruedas?

Aunque algunas de sus características son comunes, como que es importante comparar precios en tiendas especializadas, bien  físicas o vía online y que deben estar en sintonía con el gusto del niño, otras difieren en uno u otro caso.

Mochilas escolares con ruedas:

  • Las correas han de permanecer perfectamente sujetas, pues caso de arrastrarse se estropearían
  • Como el resto de modelos de mochilas, su ancho no debe superar el de los hombros del niño, por aquello de que en ciertos momentos va a tener que cargar con ella
  • Es crucial que compruebes previamente que en ella caben todos los libros y resto de material escolar que los niños transportan diariamente

Mochilas de viaje con ruedas:

  • Si pretendes volar con ella, debes asegurarte de que sus dimensiones se ajustan a las del equipaje de cabina permitido, ya que en caso contrario tendrías que facturarla y te supondría un coste adicional
  • Estas mochilas tipo trolley han de contar con un mango que se adapte a tu altura y en el caso de que sus ruedas estén integradas, también con un sistema de refuerzo interior para evitar que la parte inferior se rompa
  • Las mejores marcas ofrecen opciones adicionales como que incluyan un protector de ruedas, que evite manchas y que tu mochila esté adaptada para laptops, si así lo necesitas.

Dicho esto y elijas el modelo que elijas, tienes una mochila con ruedas específicamente adaptada a las necesidades de tus hijos y a las tuyas propias. ¿A qué esperas para comprobarlo?

 

Otros productos que te pueden interesar:

 

 

Mochilas con ruedas – Comparativa y precios
4.5 (90%) 4 votes