El transporte de nuestros objetos personales es una cuestión básica tanto por práctica como por salud. En este sentido, las mochilas, esas fieles compañeras de aventuras de los mochileros, cobran un especial sentido al adquirir también tintes urbanos y funcionales.

Comparar mochila y precios

Como es lógico, no es lo mismo que necesites una mochila para permanecer diez días en el campo, que otra para que tu peque de cinco años lleve sus primeros libros a la escuela. Existen tantas variedades de mochilas como puedas imaginar y tantos modelos que su elección no es apta para indecisos.

¿Qué son y para qué sirven las mochilas?

Son elementos específicamente diseñados para transporte de cargas, las cuales pueden ser ligeras o más pesadas, pero que en cualquier caso, no queremos llevar en bolsos, ya que los hombros son una parte del cuerpo que se encuentra más capacitada para cargar peso.

Cuando el tipo de mochilas que debemos portar es grande, lo aconsejable es que la mayoría del peso se descargue en cinturones que terminen rodeando tus caderas, mientras que las bandas que pasen por los hombros pasen a cumplir el cometido de estabilizar la carga.

De este sencillo modo, podrás llevar peso de una manera ágil y equilibrada, descargando a la columna vertebral de un peso que pudiera serle perjudicial.

Así las cosas, las mismas se han convertido en un complemento imprescindible para gran cantidad de personas. Atrás quedaron los tiempos en los que se las consideraba únicamente un elemento de la equipación de niños y jóvenes, mientras que los pocos adultos que se atrevían a portarlas se sentían “desfasados”.

En la actualidad, las grandes firmas de mochilas se afanan en acercar sus productos a todos los públicos. No en vano su oferta es el fruto de un meticuloso estudio de las preferencias y necesidades de cada franja de edad y estilo de vida.

El resultado: un modelo para cada cliente.

Características que ha de tener una buena mochila

Obviamente no es lo mismo un tipo de mochila que otro. No va a tener igual tamaño ni características una de senderismo que una para niños de 3 años con los que llevar sus primeros libros al colegio, lo cual no es óbice para que seamos capaces de identificar una serie de idóneas características que han de cumplir todas ellas.

No te conformes con menos y asegúrate de que la que adquieras se ajuste lo más posible a los siguientes requisitos:

Diferentes modelos para los clientes

Excelente relación calidad-precio

No se trata de que sea más cara o más barata. Tú eliges cuánto decides gastarte en función de la utilidad que vayas a darle. En cualquier caso, su precio no debe ser abusivo y debe estar adaptado a la calidad de la que está dotado el producto.

Diseño sí, pero sin renunciar a la comodidad

Es inevitable. Queremos que todos y cada uno de los artículos que compremos, se adapten a nuestra personalidad. En este terreno te adelantamos que va a resultarte posible, porque hay un diseño ergonómico esperándote que vendrá “como anillo al dedo” a la idea que tengas en mente.

Junto a ello, no cedas en comodidad. Piensa que en cualquiera de los casos, transportarás peso con ella por lo que has de prestar especial atención a ciertos aspectos como que cuente con tirantes ajustables y acolchados.

Versatilidad y resistencia

Una mochila ha de ser “todoterreno” pues reconozcámoslo, hoy vivimos deprisa. Lo normal es que te traslades de un lugar a otro apresuradamente y que la tuya deba acompañarte en las situaciones más diversas. Busca en ella un complemento versátil.

Por otro lado, tampoco puede tratarse de un artículo que se rompa a la primera sino que, como venimos diciendo, soporte peso y venga provisto de refuerzos interiores.

Suficientemente compartimentada

Un factor que te resultará crucial es que cuente con los suficientes bolsillos, cremalleras y compartimentos laterales para que puedas organizar todos tus enseres de la forma que precises.

De este modo, podrás tener a mano la documentación o el móvil en el caso de una de viaje o el chupete de tu hijo en el caso de una para bebés.

Material adecuado

Aunque la mayoría están fabricadas en cuero, piel, tela o materiales textiles, debes estar atento a elegir aquella que tenga, por ejemplo, una mayor facilidad para ser lavada, siempre que vayas a darle un uso intenso. De esta forma, te asegurarás de tenerla siempre en las condiciones más óptimas para encarar diarios retos urbanos u otros más atrevidos en la montaña.

Por otra parte, no te olvides de revisar cuestiones como el material de que están hechos las asas o tiradores de las de estilo trolley o el sistema de ruedas que lleva incorporado.

Capacidad, tamaño y forma

Si algo va a ser importarte a la hora de utilizarla es que pueda cumplir con rigor su principal objetivo: el del transporte de todos los enseres que requieras. Por ello, debes contar con que su capacidad y tamaño sean los adecuados, así como que también lo sea su forma en el caso de que quieras portar un ordenador (para lo cual habrá de ser bastante ancha).

Diferentes estilos de mochilas

El tamaño, eso sí, no tiene que ser el proporcional a tu altura, porque una persona alta no tiene que portar necesariamente una grande. Más bien será el tamaño de tu torso el que debiera determinar el de este complemento.

Por último, en el caso de que se trate de una mochila de viaje, a estos aspectos hay que sumar otros como el cinturón + apoyo lumbar, las cintas de compresión, el ajuste y el estabilizador pectoral, el bastidor, la espalda, las hombreras, etc.

Principales tipos de mochilas

Según hemos indicado, hay un sinfín de tipos y de modelos de mochilas dependiendo del fin específico que desees que cumplan: de viaje, de trekking, de senderismo, de escalada, infantiles, tradicionales, originales y divertidas, sofisticadas, en bandolera, de hidratación, de tres cremalleras, etc.

Paralelamente, existen unos modelos que son de lo más comunes en nuestro quehacer diario, razón por la cual no podemos dejar de hacer una breve mención expresa a cada uno de ellos:

Mochilas escolares

Estas mochilas han venido a sustituir a las clásicas carteras escolares porque son mucho más cómodas. En ellas los niños transportan todos sus libros, cuadernos y resto de material escolar, más el almuerzo y sus prendas de vestir, como la ropa de gimnasia.

Mochilas Vans

Si quieres presumir de una mochila fresca y dinámica que marque tendencia, no lo dudes, lo tuyo son las mochilas Vans.

Mochilas con ruedas

La mejor alternativa para la espalda de los niños, a quienes les es mucho más beneficioso tirar de sus pequeñas mochilas con ruedas que de un modelo convencional. Para los mayores, los trolleys con ruedas tampoco tienen precio.

Mochilas infantiles

Especialmente pensadas para los más pequeños de la casa, tus niños estarán encantados de trasladar sus prendas y utensilios predilectos en estas tiernas o modernas mochilas, dependiendo del estilo por el que te decantes.

Mochilas portabebés

Que te resultarán ideales para alejar de tu vista el aparatoso carrito del bebé durante los primeros meses de vida de tu hijo.
Hasta aquí nuestro repaso por el universo de las mochilas. ¿Te has decidido ya por la tuya?

 

VIDEO SOBRE COMO DEBEN DE LLEVAR LOS NIÑOS CORRECTAMENTE LA MOCHILA:

Compartir esto